Conoce nuestra historia.

Una empresa con una misión clara, seguir progresando en el mundo sin poner en peligro el mañana.

No somos unos iluminados ni nada por el estilo, a veces, abrazamos árboles, aunque nos gusta más abrazar personas.

Pensábamos que sería fácil encontrar materiales que sean 100% sostenibles, después de un año, nos hemos dado cuenta de que no lo es. Que algo no sea fácil no significa que no se pueda hacer, el resultado lo tienes a tu alcance.

Nos gusta diseñar productos para personas comprometidas, conseguir el equilibrio entre la sostenibilidad, la moda, la belleza y los valores que permitan un mundo mejor, no hablamos de utopías, hablamos de mejorar nuestro metro cuadrado más cercano, ya sabéis aquello de “gota a gota, se llena un vaso”.

Esta aventura, no sabemos dónde nos llevará, pero si sabemos que nos ha hecho mejores. Somos una especie más en el planeta y queremos que las futuras generaciones lo puedan disfrutar.

“Elegante es la persona que ni hace ni dice cualquier cosa, sino que hace lo que hay que hacer y dice lo que hay que decir”

– Ortega y Gasset.

Diseño atractivo y 100% SOSTENIBLE.

Tenemos la inmensa suerte de contar con el talento de nuestra diseñadora, Andrea, su experiencia en el mundo de la moda, nos ha permitido crear un producto atractivo, ya sabéis que eso de la belleza es subjetivo, a nosotros nos atrae este bolso, confiamos que a vosotros también.

En relación al tema de la sostenibilidad si que podemos presumir de haberlo conseguido, de buscar hasta encontrar, empresas colaboradoras que trabajen de la manera que nosotros necesitábamos, nos hemos sumado a la cantidad de profesionales que creen que se pueden cambiar las cosas, que nuestras acciones y decisiones son las que modifican nuestro entorno. Esto no los podríamos haber conseguido sin el esfuerzo y la perseverancia de Paula.

Nos encantaría que tú también tuvieras un Fukuroshiki, creemos que cumple con tu manera de pensar y tu compromiso con el medio ambiente y la sostenibilidad del planeta. Al fin y al cabo el sueño, que empezó en la mente de Christian, se empieza a hacer realidad.

El nombre del bolso procede de la fusión de dos palabras japonesas, Fukuro (bolsa) y Furoshiki (tela para envolver).

袋 + 風呂敷

Desde los primeros bocetos de nuestra diseñadora, Andrea, hasta el paso final del hilo por el material, sabíamos que el Fukuroshiki debía mezclar funcionalidad, moda y calidad.

Al fin y al cabo, creemos que os gustar llevar complementos que molen y os hagan sentir bien, si además muestran una parte de lo que pensáis, pues mucho mejor.

El resultado es un bolso distinto, reconocible con solo mirarlo. Su diseño tenía que favorecer el estilo de vida actual, versátil y adaptativo. Un bolso para distintos momentos del día, una tela para utilizarla, no solo para decorarlo.

Un diseño que mezcla la belleza, la versatilidad, la calidad y todo ello, para que lo puedas utilizar según lo necesites y adaptarlo sin esfuerzo.

Carrito de compra